Hacer una reserva Menú
En
Adults
Children

Playas y Calas

Descubre las calas más secretas.

A Ibiza no le faltan bellas playas ni recónditas calas. A continuación, incluimos algunas de nuestras favoritas.

 

Las playas secretas de Ibiza

La isla esconde playas y calas paradisíacas que son desconocidas por la mayoría de los turistas, quienes suelen visitar las más famosas. Asimismo, en Ibiza es posible escaparse de las multitudes y el ruido para disfrutar del verano en las calas más exclusivas y solitarias de arena blanca y aguas cristalinas. A continuación, les mostramos el lado más desconocido de la costa ibicenca para recorrer este verano.

Cala Saladeta, Sant Antoni de Portmany

Uno de los rincones más vírgenes es Cala Saladeta en Sant Antoni de Portmany, donde solo se puede llegar con vehículo propio. Al llegar, se aprecia una vista panorámica de la playa de arena blanca que está rodeada de casetas de piedra y, es tan exclusiva que no cuenta con servicios públicos. Un lugar ideal para pasar el día entero en la playa, por eso, es recomendable llevarse algo de comida y bebida. Asimismo, en Cala Saladeta podrás bucear e ir caminando hasta Ses Fontanelles para ver los famosos dibujos rupestres de la Edad del Bronce.

Cala Llentrisca, Sant Josep

Al sur de Es Cubells, con un camino sinuoso y difícil de acceder, se esconde una de las calas más bonitas y rocosas, Cala LLentrista, la cual ofrece una tranquilidad incomparable con otros lugares de la isla, ya que el único sonido que escucharás será el ruido de las olas del mar golpeando las rocas. Al ser una playa virgen, no hay restaurantes ni chiringuitos, por eso, recomendamos llevarse provisiones para pasar el día. Este sitio es ideal para tomarse un descanso en una playa desierta y poder admirar el atardecer desde las rocas.

S'Illot des Renclí, Sant Joan de Labritja

Hacia el norte de Ibiza, a diez minutos en coche desde San Antonio, hay un pequeño paraíso natural donde se esconde una playa tranquila para bucear, nadar y explorar la naturaleza. Durante el día, es preferible recostarse en la cima de las rocas o la parte superior de las cabañas de pescadores, y desde allí se puede apreciar una vista soñada. Además, a diferencia de otras playas, esta cuenta con restaurante con vista al mar que es conocido por sus mariscos y la famosa paella.

S'Estanyol

A tan solo 4 km de Ibiza, existe una pequeña cala llamada S’Estanyol, la cual está rodeada de acantilados rocosos junto con un entorno natural virgen. Al estar reparada del viento, esta cala se caracteriza por  sus aguas tranquilas, las cuales son ideales para bucear y hacer snorkel, ya que se pueden ver a simple vista los peces y encontrar cuevas submarinas naturales.

Es Niu de s'Aguila

Una de las playas más difíciles de encontrar y acceder, y por ello, es considerada una de las más solitarias y encantadoras de la isla. A diferencia de otras, Es Niu de s'Aguila tiene una playa de 200 metros y la caracteriza cuatro peñascos que sobresalen del mar delante de la playa. Según la leyenda, la cala rebautizó su nombre cuando un ave puso un nido en uno de sus peñascos más altos. Además, cuenta con una pasarela de madera para recorrer la zona de acantilados.  

Espalmador, Formentera

Al norte de la isla descubrirás otra pequeña isla privada deshabitada de Espalmador, que está separada de Formentera por un tramo de aguas poco profundas. Esta isla de 140 hectáreas cuenta con bahías de arenas blancas desiertas y aguas azules poco profundas que son comparables con las playas del Caribe. La mejor manera de conocer su riqueza biológica es recorrerla a pie, solo cuenta con 2 km cuadrados de extensión.